Inglés

Territorio Iberkeltia

Buscador
Imagen casa celtíbera
 

SANTUARIO DE PEÑALBA, VILLASTAR

¿Cómo llegar?

Desde Teruel se coge la N-330 para llegar al pueblo de Villastar. En esta localidad se toma una pista que sale hacia el oeste, teniendo la Muela de Peñalba de frente, hasta llegar a su base. Se puede acceder por un sendero que se prolonga a lo largo de dicho corte rocoso.

Situación y emplazamiento:

Está situado en una muela grande y alargada, algo más alta en su extremo sur, con 1.060m, y más baja, 1.040m al norte, aprovechando los cortados naturales que coronan este cerro por tres de sus lados, dominando la cuenca del río Turia y por el sur el acceso del estrecho de Villel, paso de la ruta desde el Mediterráneo al interior, siguiendo el curso del río.

Trabajos de investigación:

Fue descubierto este santuario a principios del siglo XX por Juan Cabré, en el transcurso de los trabajos de prospección que estaba realizando en la zona turolense para la elaboración del “Catálogo Monumental de Teruel”, dándolo a conocer en 1910, en el “Boletín de la Real Academia de la Historia”. Este trabajo inicial es básico para el estudio de este santuario porque muchos epígrafes y grabados, que Cabré documentó, se han perdido a causa de extracciones, por la erosión natural y los daños causados por los visitantes.

Silvia Alfayé ha abordado este santuario en su tesis doctoral sobre “Santuarios en la Hispania céltica”, y en esta línea el Departamento de Historia Antigua de la Universidad de Zaragoza ha programado una investigación bianual, dirigida por F. Beltrán y F. Marco, para realizar un estudio integral sobre este extraordinario conjunto.

Por otro lado, la información escrita que este sitio contiene, básica para su correcta interpretación, ha sido objeto de atención de un número significativo de lingüistas, que han puesto en evidencia las diferencias no en la interpretación del santuario como tal, pero sí en la de los textos.

VISITA AL SANTUARIO

Características del lugar:

El conjunto gráfico de Peñalba está grabado en un inmenso farallón que corona la muela, constituido por casi 3km de cantera de caliza clara (la que le da el nombre), rodeando la muela por el norte, este y sur.

-Los grabados e inscripciones:

Sobre el cortado rocoso se disponen diversos conjuntos de cazoletas y canalillos (de función probablemente ritual), grabados geométricos, figuras humanas y/o divinas y de animales, que aparecen aisladas o formando auténticas escenas.

Pero destaca un considerable número de inscripciones, todas ellas en alfabeto latino, pero transcribiendo lenguas celtibérica, ibérica y latina. Entre éstas últimas se cuenta un pasaje de la “Eneida” de Virgilio y las dedicatorias de peregrinos.

-Las inscripciones en lengua celtibérica:

Destacan sobre todo los textos en lengua celtibérica, que aporta un máximo de 25 inscripciones (a expensas de nuevos hallazgos), de las que 3 están perdidas tras haber sido arrancadas de la roca, 15 se encuentran en el museo de Barcelona, y el resto en la cantera de Peñalba.

De algunas de estas inscripciones no se ha podido realizar una lectura adecuada por problemas de legibilidad, debido al desgaste que a veces ha sufrido la roca. De las que han podido ser leídas totalmente o en parte, destacan la presencia de nombres personales y su carácter votivo.

Pero por encima de todas, hay que citar la gran inscripción (dos grupo de líneas: 4 en la parte superior y 3 debajo) interpretada tradicionalmente como una dedicación al dios Lugus (en dativo LUGUEI), la más importante del mundo hispánico prerromano. Aunque los investigadores están de acuerdo en que se trata de una inscripción de carácter religioso, votiva o en la que se conmemora alguna acción sacral relacionada con esta deidad, sigue planteando más de un problema de interpretación.

-Interpretación del lugar:

La magnitud del conjunto obliga a pensar no en un simple lugar de paso sino en un auténtico santuario, relacionado con la naturaleza a través de uno de sus elementos sobresaliente, visitado ex profeso por gentes diversas con una cierta frecuencia. Cabré lo consideró un santuario de frontera, en el que coincidían gentes de etnias distintas.

Este Santuario junto con el yacimiento de Alto Chacón, situado a unos 8km de distancia hacia el norte, nos platean la dificultad de establecer los límites entre celtíberos e iberos, ya que en este yacimiento los tres documentos encontrados con inscripción están escritos en ibérico, mientras que en Peñalba hay textos celtibéricos, latinos e iberos. Todo ello, sería una prueba de su situación en zona de frontera.

Untermann indicó que los textos se deberían a peregrinaciones realizadas hacia el cambio de era, y que no durarían más allá de una generación. Este apunte podría ser válido para un momento concreto del santuario, pero este lugar habría tenido un carácter ritual desde épocas más antiguas, a las que cabe atribuir probablemente las cazoletas, canalillos y otros grabados y pudo tener continuación en épocas posteriores a los textos escritos comentados.

Bibliografía:

Cabré, J. (1910): Peñalba de Villastar (Teruel), La montaña escrita de Peñalba, Teruel, Boletín de la Real Academia de la Historia, LVI: 241-280.

Untermann, J. (1977): En torno a las inscripciones rupestres de Peñalba de Villastar, Teruel, 57-58:5-21).

De Hoz, J. (1995): Las sociedades celtibérica y lusitana y la escritura, AEspA, 68: 3-30.

Alfayé, S. (2003-2005): Las primeras investigaciones sobre el santuario celtibérico de Peñalba de Villastar (Teruel). Archaia, 3-5:215-224.

Beltrán, F., Jordán, C.; Marco, F. (2004/05): Novedades epigráficas en Peñalba de Villastar (Teruel), Paleohispánica, 5.

Marco, F.; Alfayé, S. (2008): El santuario de Peñalba de Villastar (Teruel) y la romanización religiosa en la Hispania indoeuropea En Xavier Dupré Raventós, Sergio Ribichini, Stéphane Verger (coord.): Atti del convegno Internazionale “Saturnia Tellus : definizioni dello spazio consacrato in ambiente etrusco, itálico, fenicio-púnico, ibérico e céltico”, Roma:507-526.

De Bernardo Stempel, P. (2008): CIB. to Lvgvei ‘HACIA LUGUS’ FRENTE A Lvgvei ‘PARA LUGUS’: Sintaxis y divinidades en Peñalba de Villastar. Emerita, LXXVI 2:181-196

Contactos y horario:

No está señalizado, el acceso es libre.

Imágenes de interés

Pulse aquí para ir a la galería Pulse aquí para ir a la galería